POESIAS


MURALES


CONTACTAR

ARTE REILLO

Inicio

POESIAS

En la calle y en la noche

Estoy aquí, en medio, la calle
Sola, viendo pasar la noche
Y los coches, ¿Dónde irán?
Pienso en tus ojos, sable
Pupila abierta, verde iris
Y mi ilusión tiene miedo
De gritar en la noche
Su felicidad abismal.
Un transeúnte mira
Mi pesadumbre esquiva
Y se va, y se iba,
Antes me mira
Tiene prisa
Yo ira.
La calle tranquila,
Vaga la luna
Creciente
Errante,
Yo vaga de no verte.
La gente que no está
Hoy en la calle
No me mira.
Pienso
En tus ojos verdes,
Tranquila.
Muerto en pié  

...¡Porque el muerto está en pié!
G.A.Bécquer
¡ Y de pié, sin embargo!..
J.R.Jiménez
Y con un paso largo
Sigue andando y andando
Con su pena colgando
Su ilusión arrastrando
De su sombra tirando
Entrado ya el verano.
¡ Sin embargo, de pié!
Sigue el muerto su paso
Sin descanso al ocaso
Que se apiade de él.
El muerto sigue andando,
Por caminos rodando
Sin rumbo, sin descanso
¿ Acaso va llorando?
...¡Porque el muerto está en pié
Y de pié sin embargo,
Sin embargo, de pié!
B.G.Reillo

Oídos sordos

La razón dice: - ¡No avances!
El corazón: - ¡Adelante!
La mente grita: - ¡Despacio!
El sentimiento: - ¡A prisa!
El cuerpo siente: cansancio
La pasión nubla: la vista
Neuronas puestas en corro
Forman una jaula de oro
- ¡No me aprisiones, cobarde!
Corazón grita de balde
Y las costillas a coro
Al pulmón niegan: Ozono
Los ojos dicen: - ¡Que lloro!
Los dientes: brocal del pozo
Donde se ahogan los sollozos
La lengua canta: - ¡Me mojo!
La “cuerda” seca sus poros
La chispa salta en las venas
- ¡No me tortures de pena!
Y en el lugar torna piedra
Donde empiezan las arterias
La razón dice: - ¡Olvida!
Corazón piensa: - ¡Mi vida!

Hurgando en la basura
Homenaje al pintor José Hernández

He hurgado entre los huesos
Muertos, en sus entrañas;
He regado mis lágrimas
En cementerios de yeso
Blanco; he rebuscado
En vómitos verdes de borrachos,
Entre las heces negras
De los espesos cuerpos
Blandos de carne floja.
He apartado las moscas
Con sus cuerpos secos
Buscando en vano.
He arañado pizarras
Con las uñas de mis manos
Buscando caminos llanos.
Entre mis dedos la basura
Dulce, podrida, impura
Húmeda, he acariciado
Buscando senderos claros.
Hurgando entre la espesura
De un mundo
Mudo
Que no me responde
He buscado en vano.